VoIP: Francia presiona la Evolución de las Comunicaciones

¿Como es posible explicar a los políticos que la VoIP no es Telefonía?. Vamos desde el principio. Existen ciertas industrias que son equivalentes en todos los países del mundo, y básicamente se dedican a explotar unos recursos nacionales de forma unilateral, con relativa competencia dependiendo el país  pero ejerciendo el control sobre el mismo recurso.

Skype VoIP Francia

Estas son las llamadas “Utilities” o “Public Utilities” (por traducirlo de alguna forma,utilidades públicas, porque por algún motivo desconocido por mi, no tiene ni entrada en español en Wikipedia). En este ámbito englobamos por ejemplo, el uso de las instalaciones de distribución de agua y residuos públicos, de Electricidad, incluso las Telecomunicaciones. Aquí incluimos varios cableados de cobre, fibra óptica y antenas. Como Utilities (la red de distribución), solo suele haber una para todo un país, los gobiernos tienden a diseñar sistemas de regulación, con el “teórico fin” de poder ofrecer el servicio a través de esas redes al más mínimo precio posible (considerando, que al solo haber una teóricamente no existe competencia, entonces si lo dejaran en manos de empresas privadas alegremente, se formarían monopolios y los precios serían absurdos).

Pero es quizá este último elemento el que tiene relativa complejidad comparativamente con el resto de los canales. Incluso en su día redes de Cable como ONO en España hicieron un esfuerzo para levantar el entramado público para “recablear” con el fin de ofrecer una alternativa al “Utility” nacional de la antigua Telefónica.

Desde hace bastante tiempo todos esos cables subterráneos  empezaron a cumplir un doble cometido: Telefonía e “Internet” (o Datos, por donde va la VoIP básicamente). Esto es como si a través del canal de agua se pudieran transportar otro tipo de bebidas… Y considerando que con la llegada de “Internet” las reglas del juego podían cambiar, podría decirse que el Utility cambió, pero las reguladoras no lo hicieron. Al converger la Telefonía y los datos, por su propia naturaleza evolutiva, ahora el Utility se llama “Internet” (o conexión de datos), y las reguladoras solo se deben encargar que existe una “fiel” competencia en cuanto a esta conexión se refiere.

La VoIP no es Telefonía

Pero anclados en el pasado, las reguladoras insisten en que debe haber una fiel competencia en cuanto a Telefonía se refiere. Y al mencionar la palabra telefonía para los más incautos surge un concepto en la mente: La VoIP (importante reseñar el significado: Voz Sobre IP). Al final de cuentas el razonamiento que sacan es que la “Telefonía” como su nombre indica, es el Sonido a Distancia, la Voz, sobre lo que sea. Y aquí surge el nuevo objetivo de Francia: Imponer a operadoras de VoIP como es Skype, que entren a formar parte del sistema gestionado por el organismo regulador de turno. Lo que no entienden, es que técnicamente están diciendo que es como si plantearan a Google con GMail que también se suscribiera como Operador de Telefonía (al final de cuentas se pueden enviar e-mails con ficheros de voz y de sonido adjuntos).

Esto tan surrealista que acabo de describir, viene a raíz de la lectura de una curiosa noticia en el New York Times.

¿Piensan que es correcto que la VoIP se regule de esta forma?. ¿Quieren o deben los operadores aferrarse a su búnker, y que puede que a muchos al final les pase como a Kodak con el mundo de la Fotografía Digital?.

Deja un comentario